Traslamascara

Blog personal y de opinión de Mario Martín Lucas

ciudadano crítico @Mario_cjMadrid

Traslamascara.com

Escrito por Traslamascara 30-04-2015 en Opinion. Comentarios (0)

Este blog ha sido migrado a Traslamascara.com, donde espero que me sigais y os inscribáis en la "newsletter".

La independencia judicial en España

Escrito por Traslamascara 14-03-2015 en cartas al director. Comentarios (0)

Cuando la corrupción política es uno de los principales problemas que asola nuestro país, con decenas, incluso centenas, de imputados entre las filas de los partidos políticos que más poder ejercen, o han ejercido, resulta que prestigiosos organismos internacionales califican la “independencia judicial” en España cómo muy mejorable, siendo percibida como una de las jurisdicciones más influenciable por la política. Alta corrupción y Justicia no independiente, es como mezclar la gasolina y las llamas.

La Comisión Europea hizo público ayer el cuadro de indicadores de la Justicia de 2015 y España suspende en independencia judicial, siendo el cuarto país con puntuación más baja entre los 28 Estados miembros, obteniendo, únicamente, peores puntuaciones Croacia, Bulgaria y Eslovaquia.

Desde el Foro Económico Mundial, hace un par de semanas, se publicaron los datos de un análisis sobre independencia judicial en 148 Estados a nivel mundial, y España quedó situado en la posición 72, justo por detrás de países como Irán e Indonesia, con una puntuación de 3,7 puntos. En la parte alta de las valoraciones aparecen Nueva Zelanda (6,7 puntos), Finlandia (6,6 puntos), Irlanda (6,4 puntos), Hong Kong (6,3 puntos), Noruega (6,3 puntos) y Reino Unido (6,2 puntos).

Esta crisis ha dejado malheridos muchos puntos sensibles para la ciudadanía española: educación, sanidad, derechos sociales, derechos laborales, dependencia, etc… judicializándose  la vida social y política, es ahora cuando más importante es que nuestra Justicia recupere su independencia, a fin de no caer en la afirmación de Thomas Jefferson en su conocida frase: “…cuando la injusticia se convierte en ley, la rebelión se convierte en deber”.

Artículo publicado en @_infoLibre, dentro de "Librepensadores", el 30/03/2015: 

http://www.infolibre.es/noticias/club_info_libre/librepensadores/2015/03/30/la_independencia_judicial_espana_30611_1043.html
 

oferta de Luis de Guindos a Miguel Blesa

Escrito por Traslamascara 13-03-2015 en "Blesaleaks". Comentarios (0)

Incluyo texto del correo electrónico enviado por Luis de Guindos, a Miguel Blesa, el 23/11/2005, ofertándose a colaborar con Caja Madrid en la emisión de "cuotas participativas" como herramienta para incrementar los "recursos propios básicos". Diez años después áquella entidad no existe y el producto de su integración, con otras seis cajas de ahorro, Bankia, está nacionalizada después de recibir inyecciones de dinero dinero público por más de 22.400 MM euros, Lehman Brothers quebró en septiembre de 2008 y quien dirigía sus intereses en España y Portugal, es el ministro de economía de España, encargado de gestionar las consecuencias de la crisis, primero financiera, y luego económica que desencadenó tras aquella quiebra, optando hoy a presididir el "Eurogrupo" que lidera las politicas del austericidio que asola Europa.

El texto del mail obtenido vía "Espia en el Congreso" (@espiacongreso).

________________________________________________________________________________________________________________

From: Consuelo Cortés de la Criz on behalf of PRESIDENCIA

Sent: miércoles, 23 de noviembre de 2005, 10:56:42

To Miguel Blesa de la Parra

Subject: RV: Cuotas Participativas, FAES - Seminario Cajas

-----Mensaje original------

De: de Guindos Jurado, Luis (European Senior Advisor) [mailto:luis.deguindosjurado@lehman.com]

Enviado: miércoles, 23 de noviemnre de 2005, 10:53

Para: PRESIDENCIA Asunto: FW

Querido Miguel, te adjunto las 2 notas que te comenté ayer y que me servirán de base para el seminario de Faes. Dime si quieres que invitemos a alguien de Cajamadrid.

También te reitero que nos encantaría colaborar con vosotros en una posible emisión de participativas.

Un abrazo Luis.

Documento adjunto Cuotas Participativas; La gran oportunidad de aumentar radicalmente el tamaño de la Obra Social de las Cajas y la implantación y alcance de su modelo de negocio.

Introducción. La Ley 44/202 y el Real Decreto 302/2004 definen el marco jurídico para la emisión de las cuotas participativas de las cajas, mencionado como objetivos de su desarrollo los siguientes:

"fórmula para paliar las dificultades de captación de recursos propios básicos" de las cajas y ayudarles a "conciliar su acreditada capacidad de crecimiento con una elevada solvencia" y "reforzar los incentivos para una gestión profesional guiada por criterios económicos".

_____________________________________________________________________________________________________________


Bankia: que paguen los responsables

Escrito por Traslamascara 12-03-2015 en por la red. Comentarios (0)

Traigo hasta mi blog el excelente artículo escrito por Fernando Zunzunegui (@FeZUnzunegui) en 'Vozpópuli', poniendo el foco en quienes son los responsables de lo ocurrido en Bankia, más allá de la dicotomia que se está produciendo entre contribuyentes y ahorradores defraudados, al margen de otros colectivos perjudicados (preferentistas, accionistas, empleados, ex-empleados, etc...)

__________________________________________________________________________________________________________

Jesús Alfaro dedica su última columna en este medio a “Goirigolzarri, el patriota”, en una réplica a mi tribuna en El Confidencial sobre “Bankia y los otros accionistas”. Según Alfaro “nadie que no sea un miserable puede acusar a Goirigolzarri de no haberse comportado como un patriota al aceptar dirigir Bankia”. De este modo, pretende contraponer a los preferentistas y accionistas defraudados por Bankia con el patriota Goirigolzarri. Pero ese no es el problema. Si Goirigolzarri es un patriota es irrelevante.  La cuestión reside en decidir quién debe responder de las pérdidas ocasionadas por el fraude de las preferentes y de la salida a bolsa. Según Alfaro, Goirigolzarri  hace bien en defenderse de la obligación de indemnizar a preferentistas y accionistas, pues: “Si ellos no tuvieron culpa por comprar las preferentes o las acciones de Bankia, mucho menos tenemos la culpa los contribuyentes que preferimos que el dinero de nuestros impuestos se reparta entre nuestros compatriotas más pobres”.  Lo cual pone el caballo delante del carro,  ya que antes de dar respuesta a la pregunta sobre los responsables adjudica el pago a los contribuyentes con el fin de enfrentarlos con los ahorradores defraudados por Bankia que buscan una reparación.

Hay que partir de un hecho puesto en cuestión por Alfaro, la colocación de preferentes en 2009 y la salida a bolsa de Bankia en 2011 constituyen un fraude en dos etapas que debe ser indemnizado. Ni los adquirentes de las preferentes ni los que acudieron a la oferta pública de acciones fueron informados de que con su dinero se intentaba rescatar Bankia de la quiebra. El emisor, los supervisores, los bancos colocadores, los inversores institucionales estaban al corriente del riesgo de la operación, pero no trasladaron esta información a los clientes de las sucursales destinatarios de las preferentes y de las acciones. Hay que pensar que los diseñadores de este rescate privado en dos etapas, no informado y con cargo al ahorro de los clientes,  pensaban que con esos recursos propios Bankia podría ser saneada. El hecho es que dejaron la gestión del saneamiento en manos de titulares de tarjetas black, personas carentes de la honestidad y la cualificación necesaria para llevar a buen puerto el saneamiento. Es decir, que los ahorradores de las cajas fueron sacrificados sin dar ninguna oportunidad a que Bankia fuera saneada con esas dos rondas de recursos propios.

La mala gestión propició el fracaso del saneamiento, vía preferentes y acciones, y en mayo de 2012 se descubre al público la quiebra de Bankia, lo cual impone un rescate por la Unión Europea para evitar el contagio, en el que se pacta que los ahorradores que habían anticipado fondos adquiriendo preferentes o acciones lo pierdan casi todo. Esta solución constituye un ejercicio de deslealtad hacia los ahorradores, un abuso de confianza y un ataque frontal a la confianza del público en el mercado financiero.

Por poner un ejemplo reciente que sirva de contraste, cuando crece el Ebro con el fin de evitar que los núcleos urbanos sean anegados se inundan miles de hectáreas de terreno rústico. Los agricultores sacrificados son indemnizados con ayudas públicas. Sería miserable negar estas ayudas por ser dinero de los contribuyentes. Pues en las cajas, tras el tsunami de Lehman Brothers, se inundaron las sucursales de preferentes y acciones con el fin de evitar la quiebra de las cajas y tras la inundación se niega ahora a los clientes perjudicados la indemnización de las pérdidas ocasionadas.

Según Alfaro la indemnización a preferentistas y accionistas “no es una comida gratis, sino que se hace a costa del contribuyente”. Pero no tiene por qué ser así, pues hay otros responsables más allá del FROB que pueden pagar a los ahorradores defraudados. Del fraude de las cajas han vivido muchos y se han beneficiado muchos más. Por esta razón, Goirigolzarri debería haber comenzado por defender el patrimonio de Bankia de las jubilaciones doradas, “dietas” y “bonus” destinados a los administradores y directivos responsables de la quiebra de las cajas que formaron Bankia. Todos sus esfuerzos deberían haber ido encaminados al embargo del patrimonio de los altos cargos responsables de la situación y el de las personas vinculadas que se han enriquecido a costa de todos los contribuyentes.

El mercado cuenta con una red de seguridad, con unas obligaciones profesionales cuyo incumplimiento genera responsabilidades civiles. Se deberían haber emprendido acciones legales contra los guardianes del mercado que incumplieron sus obligaciones como responsables de las pérdidas, entre los que se encuentran los auditores que valoraron las emisiones de preferentes, el auditor de las cuentas que figuran en el folleto de salida a bolsa de Bankia y los bancos colocadores de las emisiones. Estas empresas tienen patrimonio suficiente para hacer frente a las pérdidas de los preferentistas y de los accionistas que acudieron a la OPS de Bankia. No tiene por qué pagar el contribuyente.

Mucho más difícil lo tenía el administrador judicial de Madoff y ha conseguido recobrar más de 10.000 millones de dólares, cerca del 60% de lo invertido por las víctimas de este fraude piramidal. Bankia debería haberse puesto al servicio del juez instructor de la Audiencia Nacional para facilitarle la identificación de los hechos constitutivos de delito que permitan una pronta indemnización de las responsabilidades civiles. En lugar de eso se ha dedicado a poner reparos a la labor judicial. Lo último ha sido contratar con dinero público un contra-informe al dictamen de los peritos designados  por el banco de España en el que se analiza el fraude del folleto. En ese dictamen se identifican prácticas de manipulación del mercado de algunos inversores institucionales que pudieran generar la obligación de indemnizar el daño ocasionado a los inversores. También cuestiona el dictamen las cuentas auditadas incorporadas al folleto lo cual podría generar la consiguiente responsabilidad del auditor.

Luego hay responsables y patrimonio suficiente para reparar a los clientes defraudados más allá de los anticipos que tenga que hacer el Estado. Pero resulta más fácil hacer recaer la pérdida sobre los ahorradores desinformados y sin recursos para defenderse. Y de forma mezquina intentar enfrentarles con los contribuyentes.

Con acierto, José de la Vega tituló el primer libro sobre la bolsa en 1688 “Confusión de confusiones” como si todo lo relacionado sobre el mercado de valores estuviera cubierto por el manto gris de la niebla. Pero desde entonces hemos avanzado mucho y ya no es posible confundir los conceptos con el fin de evitar responsabilidades.



Cuatripartidismo

Escrito por Traslamascara 11-03-2015 en Opinion. Comentarios (0)

Los últimos sondeos sobre intención de voto, realizados a primeros del mes de marzo, dibujan un panorama electoral en el que el 80% de los mismos se agruparían entre cuatro partidos políticos diferentes, con una diferencia en apoyos, entre el primero y el cuarto, de cuatro puntos: ‘Podemos’ (22,50%), PSOE (20,20%), PP (18,60%) y ‘Ciudadanos’ (18,40%), ello cobra una especial relevancia si tenemos en cuenta que en las elecciones generales del 2011, los partidos que han protagonizado el bipartidismo del sistema político español de los últimos años consiguieron el 73,35% de los votos emitidos –PP (44,62%) y PSOE (28,73%)-, dominando la representación en el Parlamento español con 296 escaños del total de 350 (93,10%), aunque los votos directos que recibieron fueron del 52,58% del censo electoral –PP (31,98%) y PSOE (20,60%)-.

Aunque no hay que tomar estos datos como definitivos, ya que aún faltan nueve meses para las “generales”, y con otros procesos electorales mediante (andaluzas, catalanas, autonómicas y municipales), es evidente que la ciudadanía española quiere, o necesita, un cambio en sus interlocutores; al PSOE no se le perdona no haber visto venir el alcance real de la crisis y al PP la excesiva desigualdad con la que ha aplicado sus medidas económicas, que han generado un dolor desmedido, a pesar de las cuales, todavía un 84% de los españoles piensa que la situación económica es mala o muy mala.

Tanto ‘Podemos’, como ‘Ciudadanos’, han conseguido articular en torno a ellos a grandes masas de españoles que piensan que otra manera de hacer política es posible, que es tiempo de ilusiones, de nuevas caras, de cosas diferentes…. ya vendrá el tiempo de los hechos.

En cualquier caso en la ley electoral española, regida a través del Sistema d’Hondt, se priman las mayorías y no será baladí quien ocupe la primera y segunda posición en cada circunscripción; los dos partidos políticos más votados, al margen de la diferencia con el tercero y el cuarto, recibirán premio adicional.

Pero una cosa es evidente, se aproximan tiempos de pactos, la forma de articularlos marcarán los próximos años, pero cualquier coalición a dos, de entre esos cuatro partidos, no permitirá un gobierno con mayoría absoluta. Esta democracia que, desde la transición, acumula ya cuatro décadas, necesita revitalizarse y regenerar a toda su clase política de arriba abajo.

Año 2015, es tiempo de cambios, es tiempo de cuatripartidismo.